Distintos representantes del ámbito económico apuestan por estos dos campos en un acto organizado por EL MUNDO

Desde que hace más de 30 años se forjara el concepto de ‘sostenibilidad’ en el Informe Brundtland de Naciones Unidas, su incorporación y aplicación a día de hoy es mucho más que el eje central de la estrategia de recuperación económica de la Unión Europea: es la base de la política económica del futuro. Pero, ¿qué significa exactamente ‘sostenibilidad’? Oxford Languages la define como «las características del desarrollo que aseguran las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de futuras generaciones». Y en eso coincide Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea, que aprovechó el Foro Europa Verde y Digital organizado ayer por EL MUNDO para destacar el compromiso ineludible de Europa para alcanzar los objetivos climáticos para 2030: «Es nuestro deber moral con las generaciones jóvenes».

El acto contó con la presencia de distintos representantes del campo económico. Todos ellos coincidieron en que la recuperación de la economía tras el impacto de la crisis del coronavirus debe pasar por dos ejes: la sostenibilidad y la digitalización. Iñigo Fernández de Mesa, vicepresidente de la CEOE, no cree que este asunto sea sólo una cuestión de ética y conciencia social, sino que «los mercados tienen cada vez más en cuenta los temas de sostenibilidad, porque las empresas sostenibles son cada vez más competitivas».

Y España quiere estar ahí. Quiere ser el «hub de la electromovilidad europea», según destacó la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto. Para Fernández de Mesa, España debe apostar por una competitividad fiscal que atraiga el talento, así como «evitar los grandes vaivenes y ser previsible». Además, a su juicio, la financiación sostenible (bonos verdes) y un buen marco regulatorio son cruciales para conseguir los objetivos en estos aspectos.

Por admin